viernes, 23 de marzo de 2012

It doesn't have to be beautiful

Siempre he creído que a las personas más importantes de nuestra vida todavía no las hemos conocido. Y como no existen, no nos preocupamos por si el coche les ha dejado tirados, si se les ha muerto un ser querido, si están tristes o si les han abandonado. No existen aún en nuestro  mundo y, por ello, su tristeza y felicidad no nos pertenecen ni nos afectan… Hasta el día que los conocemos y nos ponen al día.

Ahora me daba cuenta de que pasaba lo mismo con la gente que perdemos y sabemos que no recuperaremos. Es cómo si debiéramos olvidar que les pasa y les preocupa. La gente lo hace por sobrevivir, quizás sobrevivir no sea el objetivo principal.


4 comentarios:

  1. Bonito libro el del fragmento :)

    ResponderEliminar
  2. Te sigo va? Un beso desde: http://ceciliawriter.blogspot.com/
    Pásate si quieres :)

    ResponderEliminar