miércoles, 3 de agosto de 2011

Aprendí que

cuando una cosa es verdadera, no tiene por qué tener sentido. Aprendí que se madura realmente cuando aquello que solía hacerte llorar te saca una sonrisa de nostalgia. Aprendí a vivir la vida en positivo, a pensar con los pies, además de con la cabeza, a soñar despierta. Aprendí a querer un poco menos y a quererme un poco más.



3 comentarios:

  1. son unas fotos preciosas!! de donde son??
    besos desde
    www.thefourthcornerofstephanie.blogspot.com
    xxx

    ResponderEliminar
  2. Te sigo te sigo te sigo! Me encanta tu blog y unas fotos preciosas sobre todo la del mirador :)
    Te paso mi blog por si decides hacerme una visita o si me quieres seguir :D Un beso:Looking for dreams. http://hojasdeunlibroagitadasporelviento.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las fotos!!
    Besos
    http://www.lookladymode.com/

    ResponderEliminar